5 nutrientes para dientes y encías saludables

Publicado por Daniel CCS Dental en

CCS Dental se implica en la divulgación de hábitos de vida saludables para nuestra salud bucodental. 

Según un estudio presentado en el Congreso Mundial de Odontología del pasado año organizado por SEPA (Sociedad Española de Periodoncia y Osteointegración), el 85% de españoles están afectados por un problema de salud bucodental, como el sangrado de las encías. Siendo el sangrado un posible síntoma de problemas más importante como la gingivitis o la periodontitis. Y, como ya se ha demostrado clínicamente, siendo éstas, a su vez, origen de enfermedades cardiovasculares o de diabetes. Además de otras afecciones más leves como la hipertensión, problemas de tiroides, trastornos digestivos o asma.

 

Alimentación sana para dientes y encías
El calcio y las vitaminas D y C son indipensables para mantener nuestra boca sana.

 

Nuestra población es cada vez más longeva y debemos adquirir hábitos de vida saludable cómo el de cuidar nuestra boca y encías para mantener la calidad de vida a pesar de la edad.

Por este motivo te recomendamos 5 alimentos que ayudan a frenar las afectaciones dentales y periodontales y que favorecen la salud bucodental a lo largo de la vida:

 

1- El Calcio:

El 99% del calcio se reparte entre huesos y dientes y está intrínsecamente relacionado con la salud dental y bucal, por lo que es importantísimo procurar mantener sus niveles óptimos. Ayuda a enriquecer el esmalte y fortalecer la mandíbula.

Algunos alimentos que aportan grandes proporciones de calcio son: la leche, tanto animal como vegetal (la de vaca 120 mg de calcio/100 gr, la de sésamo 783 mg/100gr o la de soja 120 mg de calcio/100 gr de leche) y sus derivados, los pescados azules y los frutos secos.

2- La Vitamina D:

El calcio necesita de la vitamina D para metabolizarse en nuestro organismo, así que necesitamos esta vitamina para absorber el primero.

La adquirimos en un 90% por la exposición al sol, pero también podemos hallarla en alimentos como los lácteos, el pescado azul, el marisco, la yema de huevo, las setas y el aguacate.

3- La Vitamina C:

Es uno de los componentes principales de las encías. Hay numerosos estudios clínicos que indican que la vitamina C mejora los mecanismos de defensa y ayuda a la preservación de la salud periodontal y su falta puede provocar afectaciones como el de las encías retraídas. Incluso puede evitar la aparición de afecciones como la gingivitis o debilidad de los dientes.

Algunos alimentos que contienen vitamina C son: los cítricos, las verduras de hoja verde o las patatas.

4- Frutas y verduras frescas:

Además de ser fuente, en muchos casos, de vitamina C, algunas frutas también son ricas en componentes que ofrecen un servicio muy beneficioso a nuestra boca. Algunas de estas son:

  • Las fresas con su alto contenido en Xylitol que ataca las bacterias que provocan la placa dental y, cómo la mayoría de frutas, son ricas en fructosa que es una buena manera de aportar azúcares a nuestro cuerpo de forma natural. Además, el Xylitol también estimula la circulación sanguínea en las encías, aportando vitalidad a los dientes y estabiliza la caries aguda.
  • Manzanas y zanahorias: que gracias a su textura firme ayudan a eliminar, en parte, la placa dental.
  • Frutos rojos como los arándanos son alimentos anti envejecimiento, es decir que interrumpen la unión de las bacterias orales antes de que puedan formar la placa.
El agua el mejor remedio para cuidar el pH de tu boca

Los batidos de frutas tienen una gran cantidad de nutrientes pero también alteran el pH de la boca y no deberíamos tomarlos fuera de ingestas en exceso

 

5- El agua es el principal aliado para hidratarse sin dañar el esmalte dental:

¿Sabías que las "bebidas saludables" pueden dañar los dientes? Los batidos de frutas se consideran a menudo parte de un estilo de vida saludable y efectivamente contienen, como hemos expuesto, una gran cantidad de nutrientes importantes. Pero también tienden a tener un pH bajo, lo que significa que son ácidos, y pueden causar la erosión del esmalte de los dientes. La saliva también nos protege de esta acidez pero lleva tiempo restablecer el nivel de pH neutro y saludable en la boca.

Por lo tanto, debemos reducir las bebidas ácidas y dulces entre ingestas, la mayoría de las personas no las necesitamos. 

El agua es el principal aliado contra la sed, no nos causa ningún ataque de ácido y además es un fantástico compensador de pH y ayuda a generar la saliva neutra que protege nuestra cavidad oral.

 

Pero además de los hábitos alimentarios, también es necesaria la adecuada limpieza bucal e interdental para mantener las encías sanas por más tiempo y conservar la salud general y de tu boca a lo largo de los años. 

CCS Dental y TePe, la marca sueca llíder en Europa de cepillo interdental, recomiendan la higiene dental e interproximal para la salud de tus dientes y encías. 


Compartir esta publicación



← Publicación más antigua Publicación más reciente →


Dejar un comentario

Por favor, tenga en cuenta que los comentarios deben ser aprobados antes de ser publicados